Las Merindades

Las Merindades

Sensaciones por descubrir
Mis favoritos
Burgos Origen y Destino
Tipo de ruta
  • De pajareo De pajareo
  • Dificultad Fácil Fácil
  • Recorrido Sólo IDA Sólo IDA
  • Distancia Distancia 28.00 km
  • Tiempo estimado 1 día 1 día

El paisaje de las Hoces del Alto Ebro-Rudrón, está dominado por cañones, gargantas y desfiladeros.  Todo ello envuelto por una vegetación de bosques de ribera, encinares, quejigales y hayedos en las zonas altas.
Los estrechos fondos de valle, encajados entre escarpados desfiladeros y cortados atravesados por el río Ebro, contrastan poderosamente con los extensos páramos situados a mayor altitud, en los que la perspectiva se abre en amplios horizontes.
Desde el punto de vista geológico y geomorfológico ofrece valiosos atractivos, y puntos de interés muy notables. Paisaje de gran singularidad y espectacularidad, mientras otros valles están más humanizados y explotados agrícolamente, las hoces tienen un buen nivel de conservación de sus valores naturales, tanto en fauna como en flora.
La humedad y umbría de las hoces mantienen unos ricos bosques de ribera y toda una fauna asociada a éstos. Sus paredes son propicias para las aves rapaces.
LAS AVES
Residentes

Ánade real – Buitre leonado – Águila real – Águila azor perdicera – Aguilucho pálido – Gavilán común – Azor común – Cernícalo vulgar – Halcón peregrino – Paloma zurita – Paloma torcaz – Búho real – Mochuelo común – Cárabo común -
De Paso
Águila pescadora – Papamoscas cerrojillo.
Estivales
Alimoche – Culebrera europea – Aguililla calzada – Milano negro – Aguilucho cenizo – Abejero europeo – Alcotán – Tórtola común – Chotacabras gris – Vencejo real – Torcecuello – Terrera común – Avión roquero – Bisbita campestre – Lavandera boyera – Colirrojo real – Tarabilla norteña – Collalba gris – Tarabilla norteña – Collalba gris – Roquero rojo – Zarcero común – Curruca carrasqueña – Curruca mirlona – Papamoscas gris – Alcaudón dosirrojo – Alcaudón común – Escribano hortelano.
Invernantes
Cormorán grande – Milano real – Esmerejón – Chocha perdiz – Zorzal alirrojo – Zorzal real – Treparriscos – Lúgano.
ÉPOCA RECOMENDADA
Primavera
Es el mejor momento para la observación,  los árboles todavía no tienen hojas y podremos ver a las aves forestales con más facilidad en pleno cortejo. Las rapaces ya tienen pollos.
Verano
Sigue la nidificación de algunas especies, las aves forestales son más complicadas de ver aunque podemos oír sus trinos. Tiempos de calor y búsqueda de sombras reparadoras.
Otoño
Paso de aves migratorias camino del sur.
Invierno
En invierno esto parajes crean una imagen de gran armonía. Los buitres leonados inician su periodo de cría entre diciembre y enero con vuelos nupciales previos, llenos de sincronía de pareja.

 

Recorrido

  • Etapa 1: Manzanedillo - Portillo del Castillo - Cálceba

    A los pies del Ebro se despliega el bello valle de Manzanedo. Iniciamos nuestro recorrido en el pueblo de Manzanedillo, pegados al Ebro y su bosque de ribera, hasta Cidad de Ebro entre cultivos de cereal, lindes de matorral, bosques y cortados.

    Continuaremos hacia el portillo del Castillo. Para ello, en Cidad de Ebro, una vez atravesado el pontón que cruza el río, giramos a nuestra derecha para inmediatamente girar a la izquierda en busca de San Miguel de Cornezuelo, camino del portillo del Castillo, disfrutando de buenas vistas del valle de Manzanedo.

    El siguente punto del recorrido es Cálceba. Una sobrecogedora vista panorámica nos permite ver los valles de Manzanedo y Zamanzas, con sus pueblos rodeados por bosques, prados y cortados.

  • Etapa 2: El Páramo - El Escalerón - Villanueva Rampalay

    El Páramo es una zona esteparia, con cultivos cerealistas combinados con la vegetación propia de este tipo de hábitat, con carrascas y matas leñosas. Lugar de desconocida belleza e interés en contra de la opinión general. Dad un paseo, contempad sus aves en su entorno y os sorprenderá la biodiversidad que atesora.
    La siguiente parada de esta ruta es el Escalerón. El valle de Zamanzas se despliega con su formidable bosque, y sus pueblos enmarcados entre cortados rocosos; un auténtico deleite para los sentidos.
    Continuaremos la ruta en Villanueva de Rampalay, coqueto pueblo a los pies del Ebro con un bosque de ribera que invita recorrer su entorno con calma.

     

  • Etapa 3: El Molino del Canto - Tudanca

    El Ebro encaja en el Molino del Canto entre verticales paredes rocosas que se conocen como el Canto. Los molinos serán testigos mudos de usos tradicionales de pasadas moliendas y las aves rupícolas y forestales pondrán la banda sonora entre el rumor del agua.
    La última parada de esta ruta la realizaremos en Tudanca, pueblo a los pies del Ebro de hermosas callejas. Su pradera de pasto ganadero y su emplazamiento entre farallones rocosos hacen que dejemos el lugar como las aves migratorias, con la promesa del regreso.
    Siguiendo la margen derecha del Ebro nos adentramos en el desfiladero de los Tornos para admirar las grandes rapaces siempre presentes, buitres leonados, águila real, alimoche, águila culebrera o águila calzada.

Información práctica