Cargando...

SUMÉRGETE EN LAS MERINDADES, UN NUEVO PROYECTO DEL CEDER PARA FOMENTAR LOS VALORES DE RESPETO Y PROTECCIÓN DE NUESTRO PATRIMONIO NATURAL

Centro de Desarrollo Rural Merindades. Área de Comunicación. 12 de Mayo de 2017



Hasta 400 niños y niñas y 37 profesores/as se han sumado a este proyecto de sensibilización y sostenibilidad

 

La ONU ha designado este 2017 como "Año Internacional del Turismo Sostenible para el Desarrollo". Una oportunidad que desde el CEDER Merindades no podíamos dejar escapar para seguir con la sensibilización sobre su territorio al mundo educativo de la comarca, y por ello, junto a Ráspano hemos desarrollado un proyecto de ecoturismo-educativo para los más pequeños llamado "Sumérgete en Las Merindades".

Un total 37 maestros/as y 400 alumnos/as de 10 centros educativos de Las Merindades (Villarcayo, Medina de Pomar, Espinosa de los Monteros, Villasana de Mena, Oña, Valle de Tobalina, Frías, Valle de Losa y Valle de Valdebezana-Merindad de Valdeporres), se han sumado a participar en esta novedosa iniciativa que ha gozado de una calurosa acogida en los colegios de educación infantil y primaria.

Actualmente, la comarca de Las Merindades cuenta con 4 Parques Naturales dentro del Programa de Parques Naturales de Castilla y León, un extraordinario mosaico caracterizado por una fantástica diversidad natural y cultural en un territorio donde se fusionan la montaña, la llanura y la ribera de ríos y arroyos que permite descubrir a los niños y niñas la enorme riqueza que atesora el territorio en el que viven y lo fundamental de su cuidado y protección para garantizar su sostenibilidad. Con la ejecución del proyecto se pretende acercar a los niños de nuestra comarca los recursos naturales y patrimoniales de la zona, visitando de manera guiada e interpretativa con guías profesionales conocedores y amantes del territorio, los 4 Espacios Naturales Protegidos de Las Merindades (Monumento Natural Ojo Guareña, Monumento Natural Monte Santiago, Parque Natural Hoces del Alto Ebro y Rudrón o Parque Natural Montes Obarenes-San Zadornil), empleando para ello el agua como hilo conductor. El agua es el eje vertebrador de nuestra comarca. Ha moldeado nuestros paisajes, abastecido a nuestros pueblos y fortalecido a nuestros bosques. De esta manera, ha determinado nuestro territorio, historia y modos de vida. Por lo que siguiendo su corriente, a su paso por nuestros Espacios Naturales, podremos descubrir y entender nuestra región.

Como señala Jose L. Ranero, gerente del CEDER, “los objetivos son varios, y encajan a la perfección con las líneas definidas en la estrategia de desarrollo local de la entidad: responder a las necesidades de los centros educativos orientadas a la sensibilización y concienciación ambiental; transmitir valores de respeto y protección de nuestro patrimonio natural, cultural y forma de vida tradicional; aportar una experiencia enriquecedora y de calidad en la zona de Las Merindades”.

Además de la realización de las visitas guiadas el proyecto se completa con la realización de una guía del docente que se facilita a los centros que recopila la información básica y el material necesario para los docentes que deseen inculcar valores de concienciación y sensibilización ambiental y cultural a su alumnado a través del descubrimiento de los espacios naturales. De esta manera, desde el centro educativo se podrán trabajar conceptos clave para la visita y que ayudarán al alumnado a que se familiaricen con el entorno que van a visitar así como con los recursos más importantes del mismo.
Las visitas han dado comienzo el día 10 de mayo y se vendrán realizando hasta el próximo día 21 de junio.

En valoraciones de la presidenta del CEDER Merindades, Nuria Ortiz, “como Centro de Desarrollo estamos francamente satisfechos con el resultado que ya a día de hoy ha cosechado el proyecto. Hablamos de la práctica totalidad de los centros de la comarca, 400 alumnos/as y además 37 profesores que también descubrirán nuestro territorio y podrán hacer ese trabajo continuo de sensibilización con más recursos, algo fundamental si trabajamos con niños y niñas que más pronto que tarde serán quienes deban de encargarse de proteger este tesoro que son las Merindades. Luego analizaremos también las impresiones de alumnos/as y profesorado a la finalización del programa, pero estamos convencidos de que serán muy positivas”.